Nurburgring Nordschleife, en peligro de extincin

  • Published on
    08-Feb-2016

  • View
    212

  • Download
    0

DESCRIPTION

Nurburgring se encuentra en peligro, tras la cesin del circuito y sus instalaciones a una empresa particular que obra de mala fe, intentando hacer dinero a expensas de los aficionados, olvidndose de lo que sustenta el circuito. Averigua toda la historia aqu

Transcript

  • El Nordschleife del Nurburgring es un lugar mtico. Lo sabes bien. Una de las Mecas del automovilismo mundial. Un lugar que hay que visitar al menos una vez en la vida, y te puedo asegurar, ami-go mo, que una vez que lo hagas, no tendrs otro objetivo en tu vida (automo-vilstica, al menos) que no sea otro que volver all con un coche ms rpido, para girar en menos tiempo, para disfrutar de cada curva, de cada rasante, de cada ciega, de cada enlazada, de los perales, de las sensaciones.

    Su carrera de 24 Horas es un evento nico, tan especial que no se puede des-

    cribir con palabras, y que en Scratch te contamos en directo, y seguiremos con-tando en ediciones venideras.

    No se podra entender el mundo del automovilismo europeo sin mencionar Nurburgring, sin conocer la catedral del automovilismo.

    Es por todo ello que, de la misma ma-nera que hay patrimonios de la huma-nidad, si hubiera patrimonios del auto-movilismo, el Nordschleife sera uno de ellos.

  • Y a qu viene todo este alegato de amor por un circuito, por una manera de entender el automovilismo y los coches?

    Pues es bien sencillo: lo que est suce-diendo con Nurburgring y su explotacin comercial est siendo tan feo que puede acabar con su existencia a corto plazo, al menos de la manera que actualmente lo conocemos.

    La historia es larga y tediosa, pero como una buena aventura de intriga, merece la pena ser disfrutada y leda, y analizada, con el firme deseo de que acabe con un buen final.

    Vamos a relatrtela de manera breve y concisa.

    Nurburgring era hasta el ao pasado una propiedad pblica, que se nutra del dinero de los contribuyentes para mante-nerse en forma. Gracias a eso se podan disfrutar de las mticas tantas turista, en las que, por una cifra relativamente recortada de dinero, cualquiera poda entrar a dar vueltas al mtico trazado.

    A lo largo de todos los meses, adems, el circuito era alquilado a fabricantes de automviles para que lo utilizaran en el desarrollo de sus vehculos de calle en un entorno seguro, y en una pista que sirve de vara de medir para cualquier coche de prestaciones del planeta.

    Pero el coste de mantenimiento era muy elevado, y haba nuevas oportunidades de negocio. El tema es que la fama del circuito de F1 es limitada, y las posibili-dades de explotacin pasaban por in-tentar ampliar el periodo de tiempo en el que se podan hacer actividades en las instalaciones, pues entre octubre y mar-zo haba un tremendo bajn de pblico.

    En 2004 se presenta un proyecto de reforma del circuito, que incluye la cons-truccin de un nuevo complejo para realizar congresos, un hotel, una galera

    comercial y una montaa rusa, adems de servicios anexos. El proyecto lo firma el gobierno local y Nurburgring Automo-tive GmbH, un inversor privado no con-firmado. El coste del proyecto se estima en 200 millones de euros.

    En 2007 el coste del proyecto ha ascen-dido a 215 millones de euros, y ya hay muchas voces que alertan sobre el pe-ligro de crear semejantes instalaciones, con un objetivo de visitantes anuales de medio milln de personas, ms elevado de lo que la lgica parece dictar.

    A finales de ese mismo ao se desvela la identidad del inversor privado, Kai Ri-chter, que dar mucho que hablar aos despus.

    El banco pblico (dinero pblico) mete en 2008 85,5 millones de euros en el proyecto.

    Empiezan a escucharse voces que ha-blan de malversacin de fondos, estafa, y empiezan a aparecer periodistas im-plicados hasta la mdula en conseguir la informacin, pero el gobierno local actua rpidamente para atajar el tema, requisando informacin de un periodis-ta del motor local que parece ser tena informacin delicada, con la excusa de un registro de cara a un proceso judicial que nunca se aclarara.

    Las cosas iban a peor cuando se descu-bra un fraude relacionado con millones de euros pagados en comisiones por estudios y actos que no se llegaban a realizar, enturbiando cada vez ms la situacin que rodeaba a Nurburgring Automotive GmbH.

    En 2009 se abre el parque y las instala-ciones recin construidas, pero la mon-taa rusa, supuestamente el mayor re-clamo de toda la infraestructura, no est operativa.

  • Sufrira dos enormes accidentes durante pruebas para homologarla en los si-guientes meses, y ahora mismo se duda sobre su operatividad.

    Rainer Mertel, ese mismo ao, muere de un paro cardiaco justo tras informar a la comisin europea sobre el proyecto, el desvo econmico del mismo, y los pro-blemas asociados con las denuncias de malversacin de fondos.

    Aparece entonces Jorg Lindner en la ecuacin, y se convierte en socio de Nurburgring Automotive GmbH para sa-car provecho de las instalaciones hote-leras. Se acuerda la cesin del circuito y sus instalaciones, as como su explo-tacin a partir de mayo de 2010 a NAG (Nurburgring Automotive).

    A estas alturas, finales de 2009, se descubre que todo el proyecto ha sido sufragado con dinero pblico, y que el supuesto inversor no ha puesto un solo euro en la construccin de los edificios, habiendo sido financiados estos por la banca nacional, fondos europeos, etc.

    En 2010, antes de la toma de control por parte de NAG del circuito, varias iniciati-vas privadas locales surgen para inten-tar evitar que las instalaciones pasen a manos de NAG.

    NAG recibe el circuito y un crdito del gobierno local por valor de 40 millones de euros para la operacin del circuito, al tiempo que se inicia un proceso judi-cial para averigar si ha habido estafas en todo este proceso, contra NAG y va-rios miembros del gobierno local.

    Se activa toda una plataforma local para intentar salvar el circuito.

    Ante la presin econmica existente, y la ausencia de visitantes (el plan de viabi-lidad se hizo sobre cifras de millones de visitantes anuales, imposibles de alcan-zar a todas luces), NAG decide comen-zar a realizar maniobras que, al final, perjudican a los usuarios del circuito y al comercio local.

    Tales medidas, entre otras, son el incre-mento de precios por las vueltas turis-ta, el incremento de costes exponencial a los fabricantes de coches por utilizar el circuito para el desarrollo de sus co-ches, y lo peor, medidas que obligan a usar los hoteles, restaurantes y servicios creados por NAG para poder disfrutar de las vueltas turista o el circuito como pista de pruebas por parte de los fabricantes, lo que est diseado para quedarse con el dinero que se llevaba el negocio local, ahogndolo.

    Adems, NAG recibe un apoyo econ-mico contractual del gobierno local para mantener la Frmula 1, asegurndose ingresos pagados por los contribuyentes, independientemente de las personas que vayan a ver la carrera de la F1, y cubrindose los costes que se originen.

    Por ltimo, y ya en un movimiento que encendi nuestra ira ms visceral, NAG quiere cargarse la carrera de 24 Ho-ras. El circuito de Nurburgring tiene un acuerdo hasta 2012 para organizar dicha prueba, con un coste nulo para el orga-nizador, el ADAC, pero ahora NAG, para renovar el contrato, pretende exigir un precio por la cesin de las instalaciones tan elevado que el ADAC asegura que, de mantenerse, se suspender o trasla-dar la carrera a otro circuito a partir de 2013.

  • La situacion es dantesca, alarmante y peligrosa. Obviamente, salta a la vista (y es una opinin meramente personal) que aqu hay una serie e personas lucrn-dose de manera poco honesta, a costa de los aficionados, el gobierno local y el comercio de la zona.

    Pero con tanto proceso judicial abierto, es de esperar que NAG no pueda man-tener su contrato de 20 aos de explo-tacin, no al menos bajo los propietarios actuales.

    En todo caso, mientras se resuelven los pleitos, las alegaciones, etc, un grupo de aficionados, liderados por Mike Frison, bajo el lema Save The Ring, intentan salvar el circuito, pidiendo la inmedia-ta desvinculacin del Nordschleife y su explotacin de NAG, con lo que se sal-varan la mayor parte de intereses.

    Mike ha trabajado duramente para ofre-cer informacin fidedigna, pero su movi-miento ha crecido tanto que ha comen-zado a incomodar a NAG y al gobierno local, temeroso de que la situacin se les vaya de las manos.

    Mike consigui movilizarnos pidindonos que firmramos una peticin al comisario europeo Joaquin Almunia para que to-mara cartas en el asunto, logrando ms de un cuarto de centenar de millar de firmas hasta la fecha. Adems comenz a distribuir su lema a travs de internet y medios internacionales, a los que me he sumado a modo de cruzada personal.

    La pegatina Save The Ring se poda ver en la prctica totalidad de los equipos participantes en las 24 Horas de Nur-burgring, las camisetas, las pancartas... todo adems se coron el fin de semana del GP de F1, cuando se organiz una manifestacin para dar a conocer la si-tuacin a ms pblico todava.

    Pero NAG se ha querellado para que Mike tenga que cerrar su foro, donde se fraguaban muchas de estas ideas, ale-gando el uso de informacin de ciertos peridicos locales sin el consentimiento de dichos peridicos.

    Adems, NAG ha copiado la estrategia de Mike, con unas pegatinas que hacen uso de un eslogan denominado Love The Ring, y registrando www.save-the-ring.com y redireccionndolo a la web oficial de NAG, intentando confundir al pblico en su bsqueda de informacin sobre la situacin.

    El logo de Love the Ring es una copia manifiesta (mira la superposicin) del logo de Save The Ring, con la diferencia de que NAG ha patentado el diseo, y seguramente ahora pretenda atacar a Mike Frison de nuevo para intentar elimi-nar esas pegatinas, o meterle en pleitos.

    Pero no seor. Seores de NAG: no han puesto un euro para alcanzar el puesto que ahora tienen. Se han hecho con el control del circuito sin experiencia en el mundo del motor, se han hecho con el control de un bien cultural a nivel auto-movilstico de todo el planeta, e intentan manipular nuestro conocimiento para tra-tar de esconder y diferenciar los hechos.

    Pero no van a salirse con la suya, pues mientras quede una gota de aire en nuestros pulmones, seguiremos contan-do la realidad que esconden sus movi-mientos.

    El final de la historia? Espero que sea feliz, pero desde aqu, mientras tanto, seguiremos gritando Save The Ring!